CONTEXTUAL ESSAY

 

Times Spaces

 

Michael Michlmayr / Catalogo FOTONOVIEMBRE 2009: X Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife
TEA Tenerife Espacio de las Artes, Centro de Fotografía “Isla de Tenerife”

© Michael Michlmayr: La Place / Place, 2005, lambda c-print, 80 x 80 cm

El filósofo checo Vilém Flusser describe las dimensiones de espacio y tiempo como «inextricables». De ese mismo modo inextricable es la forma en que fragmentos de momentos reales en tiempo y espacio se combinan con otros imaginarios en la fotografía digital de Michael Michlmayr. En ocasiones el artista escenifica el encuentro de estas dimensiones de manera teatral, colocando las figuras y los segmentos arquitectónicos juntos en un nuevo escenario, aparentemente casual. De este modo, la función de la fotografía como aseveración parece haber desaparecido por completo, aunque las referencias a la existencia extra-pictórica y real de espacios urbanos, personas o partes de edificios todavía existen en la obra de Michlmayr.

FOTONOVIEMBRE 2009 reúne obras en las que Michlmayr coloca personas y edificios dentro de un contexto urbano de una manera supuestamente casual, a veces los organiza geométricamente, o los alinea en filas horizontales y verticales. Los miramos desde lo alto, como si se tratara de un mapa, de pie frente a un edificio, o como si se enfrentaran a la experiencia (urbana) del espacio desde el suelo.

© Michael Michlmayr: Fußgänger / Pedestrians, 2005, lambda c-print, 80 x 80 cm

En obras como La Place (2005) o Fußgänger (2005), Michlmayr presenta una visión del espacio urbano desde una perspectiva de ojo de pájaro: en La Place (2005), el artista utiliza los diseños del suelo y a (grupos de) transeúntes para construir un espacio imaginario urbano. Como si se tratase de un rompecabezas fotográfico involuntario, algunas de las (parejas de) figuras dispersas de manera incidental se repiten. No son los transeúntes quienes ocupan el espacio urbano, como fue el caso en ›Vie de Flaneur‹, sino que las piezas del rompecabezas se funden en un montaje invisible por medio de la fotografía digital, de la misma manera que Flusser describió la interconexión como "una característica del todo espacial" (Flusser). En Fußgänger, Michlmayr reúne primeros planos intensificados de sus figuras, multiplicándolos en perspectiva ascendente, como si se deslizaran por la pared. De este modo, el esquema triangular que las sombras que los apresurados individuos dibujan tras de sí produce la perspectiva cinematográfica de cuerpos en movimiento.

© Michael Michlmayr: Skyline, 2008, lambda c-print, 90 x 150 cm

Algunas de las obras de Michlmayr, como Skyline (2007) o Skyscraper (2008), evolucionan a partir de fragmentos arquitectónicos. Utilizando la técnica del montaje, toma motivos individuales uniformes disponiéndolos en series o cuadrículas. Las partes de edificios que emplea para este fin en un primer momento no parecen nada espectaculares, y las personas y los objetos se colocan de forma decorativa. En Skyline, el artista distorsiona deliberadamente la perspectiva, añadiendo además seis pisos a la derecha y a la izquierda (el doble), de modo que el aspecto pictórico del edificio podría extenderse de manera arbitraria. En Skyscraper, Michlmayr también multiplica los pisos, mostrándolos de manera aparentemente infinita, con el fin de ilustrar las aspiraciones arquitectónicas de la metrópolis de Nueva York. Por otra parte, la extensión que Michlmayr realiza del tamaño, la forma y el color hacia perspectivas heterogéneas indica, en particular, la delimitación del espacio en un mundo que está siempre en un estado de disolución.

»Sin embargo, la intersección entre la FOTOGRAFÍA y el arte [...] no se produce a través de la PINTURA, sino más bien a través del TEATRO«, escribe el filósofo francés Roland Barthes. Huellas de la producción teatral se ven en Heldenplatz (2005) de Michael Michlmayr, donde los múltiples peatones cruzan de derecha a izquierda y viceversa, como figuras en un teatro de marionetas, delante de una pared de ladrillo que recuerda a un escenario. Las personas parecen como si se las fuera empujando hacia atrás y adelante, paralelas entre sí, como figuras de papel en una cuerda. La visión escenográfica de Michlmayr del espacio también se puede encontrar en su obra titulada Monument (2007). Cual teatro fotográfico, los turistas en Schönbrunn aparecen con papeles dobles, como imágenes paralelas en diferentes posiciones, mientras que otras personas hacen footing entre ellos como figuras secundarias.

Como resultado de la múltiple presencia de personas y edificios, el arte de Michael Michlmayr no sólo da lugar a escepticismo acerca del verdadero contenido de las impresiones humanas, sino que, sobre todo, acerca de la duda potencial de la fotografía digital como medio. Como declaró Barthes: »la coincidencia y el enigma me han enseñado que la FOTOGRAFÍA es un arte incierto«.

traducido por Peter Waugh

© Michael Michlmayr: Skyscraper, 2008, lambda c-print, 180 x 35 cm

 

© www.artandtheory.net — Claudia Marion Stemberger 2018